No tengo tiempo - Escuela Zoreda

No tengo tiempo

En este artículo te ofrezco tres claves para que puedas eliminar el estrés y la ansiedad que generan la sensación de no tener tiempo.

Lo bueno de practicar Tai Chi y Chi Kung es que al ser disciplinas internas, en las que lo más importante es desarrollar nuestra autopercepción y autoconocimiento, podemos practicar y llevar sus principios a nuestra vida cotidiana de muchas maneras diferentes. En este artículo te voy a dar algunas claves y trucos para hacer desaparecer la frase “no tengo tiempo” en tu día a día.

El tiempo no es tu enemigo

En la era actual, la falta de tiempo se ha convertido en una constante en la vida de muchas personas, a causa de las largas jornadas de trabajo y un estilo de vida acelerado. Esta escasez de tiempo disponible tiene consecuencias significativas en la salud mental, contribuyendo al aumento del estrés, el insomnio, la depresión y la ansiedad.

Según un estudio realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), se estima que más del 40% de los españoles experimentan niveles elevados de estrés debido a la presión del tiempo y las responsabilidades diarias. Esta situación se ve agravada por la dificultad para desconectar del trabajo, ya que la tecnología nos mantiene constantemente conectados y disponibles.

El estrés crónico puede llevar a trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), que afecta aproximadamente al 6% de la población española, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para hacer frente a estos problemas, muchas personas recurren a la medicación para controlar la ansiedad y facilitar el sueño.

Los datos de los últimos años sitúan a España entre los 5 países que más ansiolíticos y somníferos consumen por habitante al año. Esto refleja la necesidad de encontrar soluciones rápidas para lidiar con el estrés y la falta de tiempo. Por suerte hay otras vías más saludables y eficaces de gestionar estos desórdenes que vamos a ver más adelante.

Sin embargo, es importante abordar las causas subyacentes de este fenómeno, como la cultura del trabajo excesivo y la falta de equilibrio entre la vida laboral y personal. Promover un estilo de vida más equilibrado y fomentar prácticas de gestión del tiempo efectivas son pasos cruciales para reducir la necesidad de medicación y mejorar la salud mental en la sociedad.

Analiza tus prioridades

Uno de los puntos que genera más tensión en cuanto a la gestión del tiempo es la tendencia natural de la mente de querer estar siempre en un lugar, momento o circunstancia distinta que la que se nos presenta. A esto se suma la omnipresencia de internet, ventana abierta a una cantidad inasumible de información y las redes sociales compitiendo por mantener nuestra atención secuestrada el mayor tiempo posible.

Desde el punto de vista evolutivo, en los últimos 20 años la exposición a estímulos e información a través de pantallas y notificaciones se ha multiplicado exponencialmente, algo que nuestro cerebro no puede asumir sin sufrir las consecuencias. Incluso los menos actualizados se ven arrastrados por la tendencia generalizada a la sobreactividad y el sobrepensamiento.

Sin embargo no todo está perdido, una simple lista de prioridades y un horario puede marcar la diferencia entre la salud y la enfermedad a corto, medio y largo plazo. Si tienes un horario para comer, trabajar o irte a dormir, deberías tener en tu rutina un espacio para cuidarte y relajarte, equilibrando esa tendencia a actuar y pensar aceleradamente.

Practicar Tai Chi o Chi Kung es una forma eficaz de dedicar un tiempo cada día a mantenerte saludable y en equilibrio. Estas disciplinas no solo sirven para serenarse y relajarse, sino que descargan tensión física, emocional y psicológica, relajando cuerpo y mente. Sin embargo, existen diferencias entre estas dos disciplinas que puedes leer pinchando aquí.

Todas las personas sitúan la salud y la felicidad en las primeras posiciones de su lista de prioridades y estas dos disciplinas han demostrado ser tremendamente eficaces en ambos aspectos cuando se practican de manera regular. Pero si no tengo tiempo… Cuándo practico??

Tres claves para ganar tiempo

Hoy te ofrezco tres claves para no generar más ansiedad introduciendo una nueva actividad en tu lista interminable de tareas.

Empieza por 5 minutos

La primera clave es empezar por 5 minutos. Una fracción tan corta de tiempo es insignificante en nuestra sobrecargada agenda, pero te aseguro que va a marcar la diferencia si mantienes la práctica durante más de 7 días.

Los 5 minutos más provechosos son los primeros de la mañana. Haz tu práctica nada más despertarte y comienza el día dedicándote un tiempo para ti, para sentirte bien contigo y desde esa paz y ese equilibrio, te sentirás mucho más capaz y en armonía con lo que te depare la jornada.

Entrena tu atención

La segunda clave es una habilidad que irás desarrollando con el tiempo y es un entrenamiento de la atención. El estrés, la ansiedad y la depresión son producto de una desviación excesiva de la atención hacia el futuro o el pasado. Mantener tu atención centrada en el presente te permitirá tener más energía, claridad y serenidad.

En este aspecto, el Tai Chi y el Chi Kung son grandes aliados, ya que a través del enfoque mental y la respiración nos sitúan en el momento presente. Existen multitud de sencillos ejercicios que podemos llevar a cabo sin que nadie lo perciba para mantenernos conectados y centrados en todo momento.

Puedes practicar en la oficina, en el metro o mientras conduces, cuando caminas, haces ejercicio o friegas los platos, incluso con la práctica, conseguirás hacerlo mientras mantienes una conversación o escribes un correo. No requiere esfuerzo, solo atención. No te lo crees? Pruébalo una semana y deja un comentario con tu experiencia. Si no te funciona, te regalo una sesión personalizada para evaluar tu caso.

Práctica mínima

La tercera clave es la práctica mínima. En la cabecera de este artículo te he dejado un vídeo con una rutina muy sencilla de Tai Chi para practicar en un minuto y en menos de 1 metro cuadrado. Este tipo de secuencias son fáciles de aprender, se pueden practicar en casi cualquier sitio y te pueden ayudar a centrarte y relajarte en cualquier momento.

Practicar diariamente, aunque sea uno o dos minutos, es la semilla que con perseverancia germinará en forma de una práctica sólida y florecerá como bienestar, claridad y vitalidad. Los frutos son una salud fuerte y una vida larga y plena.

Tengo “no tiempo”

El tiempo es sorprendentemente flexible. Recuerda lo rápidas que se pasan las horas cuando haces algo que te apasiona y qué lentas cuando toca hacer algo que odias. El tiempo es el mismo, es tu percepción la que cambia. Cambia tu percepción y el tiempo cambiará para ti.

Cuando integres tus 5 minutos y el entrenamiento de la atención en tu vida cotidiana, sentirás cómo el ritmo desciende mientras la productividad aumenta. Harás mucho más en menos tiempo, eliminarás conductas y hábitos que te ralentizan y te sentirás en calma dentro de la actividad.

Cuando vuelva a tu cabeza la frase “no tengo tiempo” dale la vuelta, busca un espacio de calma y silencio en tu interior en el que no hay tiempo, solo un momento infinito, y actúa en ese momento. Puedes decir “tengo no tiempo” ya que tienes esa capacidad, la de escapar del tiempo yendo a ese espacio de silencio y calma en el que todo es ahora.

Aprende más sobre cómo gestionar tus prioridades y tu tiempo a través del Tai Chi y el Chi Kung en nuestra escuela online y presencial.

¡Te ha gustado? ¡Compártelo!

1 comentario en “No tengo tiempo”

  1. Excelente forma de enseñar la del Profesor, lo he visto de manera virtual, se entiende perfectamente, gracias. Atentamente,
    Marta María Hernández Mendoza de Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio